Siempre, camino

Cuando nací, empecé a caminar
Cuando tuve miedo, seguí caminando para superarlo, con ayuda de mi familia
Cuando conocí a otros, que aún gateaban, los ayudé, pero seguí andando.
Cuando creí que estaba acabado y roto por dentro, por fuera, hacia los demás,
mis amigos me ayudaron y seguí caminando.

Ahora veo que nunca me he parado, quienes me conocéis lo sabéis.
Os veo pasar ante mí y os quiero a todos, no sé expresar cuánto amor tengo dentro, pese a todo.
Pero con lágrimas, a veces, que no llegan a mojarme las mejillas, algo me empuja a continuar.
Veo pasar nuestra vida, mi gente, nuestros problemas -los mismos, puesto que esta generación compartimos el desarraigo de los expatriados-.

Escribo esto henchido de agradecimiento por los que he conocido en esta ciudad insospechada, y los que conocí en españa que nunca desapareceis.

¿Nos encontramos en el camino, compañeros?

Kelty, Escocia


Pero una fuerza me mueve a caminar y ver pasar todo lentamente, mientras me diluyo.

En fin. Si esto significa algo, bien. Si no, palabras son. Amor y desarraigo son, quien lo probó, lo sabe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .