Nocturna


inicio

Teardrop – MASSIVE ATTACK

Porque de madrugada

las musas se burlan de mí

-te adoro, paz fresca del silencio nocturno,

cuando yo elijo la música que,

no aplaca mis odios pero,

sí mis torturas-.

Me dicen

con sorna cruel

que puedo escribir.

Yo sé que no sé;

ellas, que nadie sabe.

Me dejé convencer.

Mascullan entre ellas que lo necesito

y yo,

que este arte definitivo bien puede

darme vida eterna o, al menos

la extremaunción.

Roads – Portishead

¿Qué hacer cuando te consume

el alma un pútrido vacío?

Una convicción de que no tienes currículo

suficiente

ni experiencia laboral

suficiente

ni un céntimo:

para moverme, mis pIes

para amar, el recuerdo

perdido.

¿Y ese gesto de asco?

Sí, ¿por qué no? Lo diré

Como si fuera el parné, tema prosaico

nimio y anatema en un poema.

¿Cuántos poetas se llenaban los bolsillos?

Bueno, quizás sea eso.

Yo no soy tal cosa.

WHERE IS MY MIND– THE PIXIES
Ríe mi payaso frívolo al ver llorar la muñeca

No suena el violín, y

como el arpa de Bécquer

flauta, guitarra y voz enmudecen.

La tinta se seca en la pluma

-sí, escribo con pluma, de veras-

¿Para qué crear algo vulgar?

Que si es para mí, dicen. Porque lo disfrutas.

No.

Ya no queda.

Ríe mi payaso cabrón por el llanto de la muñeca, pero ella le abraza.


continuará



prometido