Si fuera

Si fuera un padre misericordioso evitaría a mi hijo tocar instrumentos. Escuchar música, llorarla o si acaso, drogarse con ella; como hacía su padre, para viajar más lejos de lo que nunca podrá.